Diócesis de Matagalpa

Diócesis de Matagalpa celebra al Divino Niño por Medios de Comunicación

Diócesis de Matagalpa celebra al Divino Niño por Medios de Comunicación. Sin presencia de fieles, pero con miles unidos a través de los medios de comunicación y redes sociales, Monseñor Rolando Alvarez, Obispo de la Diócesis de Matagalpa, celebró al mediodía del lunes 20 de julio la solemnidad en honor al Divino Niño Jesús que por más de 20 años el tercer domingo de julio concentra a 60 mil personas que desde Matagalpa peregrinan al santuario ubicado a 14 kilómetros en la comunidad “Fuente Pura”.

Este año no hubo multitudinaria peregrinación producto de la pandemia de la Coronavirus que vive el mundo y que en Nicaragua se encuentra según médicos independiente, en las semanas más peligrosas de contagio. Por lo tanto, el Obispo desde el 11 de julio rezó a través de los medios el novenario que concluyó con esta celebración.

Puedes leer:Monseñor Rolando Alvarez, insiste en el cuido y protección ante la COVID-19

A pesar de esto un fiel matagalpense destacó el domingo 19 de julio por realizar a solas el trayecto ofrecido por las intenciones de todos los peregrinos, de tal manera que este gesto permitió no interrumpir la tradicional peregrinación y es así como la Diócesis de Matagalpa celebra al Divino Niño.

En su homilía iluminado por el Evangelio del día el Obispo recordó que el mayor signo de Jesús es su Cruz, su muerte y su gloriosa resurrección. Entre otros puntos aseguró que la mejor oración que se puede hacer es concluir diciendo: “Pero que no se haga mi voluntad sino la tuya”, porque así lo enseña Jesús en el Padrenuestro, así lo enseñó en el Getsemaní, y Cristo da el sello de la oración perfecta “Que no se haga mi voluntad sino la tuya”, entra Jesús en el corazón del Padre, entra en su voluntad, voluntad que le llevó a la muerte, el secreto es ir entrado en la voluntad y el corazón del Padre.

“Hoy celebramos la solemnidad del Divino Niño, somos cienes de miles los nicaragüenses que invocamos el poder de sus méritos, puros, santos, preciosos, y sabemos que es prodigioso, el secreto está en la fe, por eso invito a quienes le tienen amor y menos devoción que otros al Divino Niño, que busquen la novena Bíblica y le pidan un favor al Divino Niño, teniendo la fe y certeza que el Niño Jesús conceda el favor, pero teniendo en el corazón que se cumpla la voluntad de Dios”.

“También esto significa la necesidad de ir recorriendo un camino que es largo, lento y laborioso, de ir conociendo la voluntad del Padre, la voluntad de Dios, y empezamos a pedirle al Señor cosas no superficiales, que son para nuestro beneficio pero que tendrá un efecto, una consecuencia en los demás”, indicó.

Finalmente Monseñor Alvarez exclamó la oración para todos los días de la novena:

Señor Dios, Rey Omnipotente: en tus manos están puestas todas las cosas. ¿Si quieres salvar a tu pueblo nadie puede resistir a Tu Majestad? Señor: Dios de nuestros padres: ten misericordia de tu pueblo porque los enemigos del alma quieren perdernos y las dificultades que se nos presentan son muy grandes. Tu has dicho: “Pedid y se os dará. El que pide recibe. Todo lo que pida al Padre en mi nombre os lo concederá. Pero pedid con fe”. Escucha pues nuestras oraciones. Perdona nuestras culpas. Aleja de nosotros los castigos que merecemos y haz que nuestro llanto se convierta en alegría, para que viviendo alabemos tu Santo Nombre y continuemos alabándolo eternamente en el cielo. Amén.

Por: Manuel Antonio Obando Cortedano.