Diócesis de Matagalpa

Dos religiosas Josefinas realizan Profesión Perpetua

La tarde del sábado 1ero de mayo, Monseñor Rolando José Alvarez, Obispo de la Diócesis de Matagalpa presidió la Santa Misa en la festividad de San José Obrero, donde se hizo el rito de Consagración Perpetua de Sor María Dominga Carranza Márquez y Sor Irma Obando Estrada, de la Congregación de las Hermanas Josefinas.

La Santa Misa fue en la Iglesia Catedral San Pedro Apóstol.

 Al dirigirse a las hermanas consagradas Josefinas Monseñor Alvarez les expresó que “en el silencio contemplativo de José, podrían tener ustedes sobre todo hoy en su día de votos perpetuos un regalo y una ofrenda del mismos Dios para cada una. Amadísimas hermanas: Al consagrar sus votos perpetuos, es Dios el que se está consagrando a ustedes, no son ustedes la que se consagran a él, ustedes con su profesión de voto, respondan como la virgen María y como José; aquí estoy señor para ser tu voluntad, para que la palabra espiritualmente, místicamente, se haga carne en ustedes, por eso como ella (la Virgen María) y como él, (San José) en el silencio contemplativo, día a día tendrán y lograrán descubrir la vos de Dios entre tantas voces que siempre se les presentarán y lograrán discernir la voluntad de Dios para ser esclavas y servidoras de esa voluntad”, indicó.

Llamado a vivir en el silencio:

El Obispo les pidió vivir en el silencio del corazón porque ahí está su sí diario donde se encuentra la gracia y la bendición de humillarse ante el Señor.

“Han sido pensadas, queridas, amadas, invitadas, elegidas, llamadas, desde la eternidad por Dios para este día, para esta consagración, vivan en ese silencio contemplativo siempre, que ahí está la vida, ahí en el silencio del corazón  se puede sentir el ardor por el amado, ahí es donde está nuestro sí diario, no existe otro camino para encontrar la bendición, la gracia de humillarse ante el Señor y si nos humillamos ante él, no será problema humillarnos ante los demás, ante las hermanas de comunidad”.

Puedes leer: “Tenemos derecho de reclamar lo que pertenece al trabajador”. Monseñor Rolando Alvarez

“Ustedes darán hasta la muerte, todos los días de su vida, vendrán momentos duros, pero nunca duden de nuestra vocación, del sí que un día dimos” dijo.

Monseñor Rolando concluyó asegurándoles que “cuando postradas ante la presencia de Jesús se humillen a él, en el silencio contemplativo de José y de la Virgen María encontrarán la lucidez de los votos perpetuos que hoy harán en pobreza, obediencia y castidad, que el corazón Inmaculado de la Virgen y sagrado de José, sea el que interceda por ustedes hermanas, el día de hoy y siempre para que puedan ser, todos los días de su vida sencilla, y llanas esclavas del Señor”.

La Congregación de Hermanas Josefinas, fue fundada el 22 de septiembre de 1872, por el P.José María Vilaseca Aguilera y la M. Cesárea Ruiz de Esparza y Dávalos.

Redacción: Enma Xiomara Martínez Díaz

Fotografías: Manuel Antonio Obando Cortedano