Diócesis de Matagalpa

“La palabra del Señor es vida y salvación”, Padre Danny García

Durante la celebración del domingo XXXIII del tiempo ordinario el Padre Danny García presidió la Eucaristía en la Parroquia San Juan Bautista en Muy Muy, donde recordó a los presentes “El cielo y la tierra pasarán, pero solo la palabra de Dios que existe desde el principio permanecerá, esto nos recuerda que todo lo efímero y terrenal tienen fin, pero la palabra del Señor es vida y salvación”.

“Hermanos el Evangelio de este día según (San Marcos 13,24-32) nos muestra que es lo que va a suceder al final de los tiempos que es la plena manifestación de Dios a la humanidad entera donde él vendrá por segunda vez a hacer las cosas nuevas, va a transformar la creación. Jesús nos manifiesta a través de su palabra que no es importante conocer el momento, el día o la fecha, él lo que quiere es que preparemos nuestro corazón y que dejemos todo en las manos de Dios”, explicó el Padre García al iniciar la homilía.

“La palabra del Señor es vida y salvación”, Padre Danny García

Conversión sincera:

“Dios quiere que de nosotros surja una conversión sincera para conocerle y que no nos acerquemos a él por miedo, que nuestro acercamiento sea desinteresado y que sobretodo este lleno de amor. Este texto hermanos no nos quiere llenar de miedo, su objetivo es que tengamos claro que debemos ser constantes en el amor a Dios, que cada día oremos y que nos mantengamos fiel en su camino y voluntad”, indicó.

“Como buenos hijos de Dios estamos invitados a ser diferentes, a vivir la Eucaristía con fe y devoción, a transformar nuestra vida y cambiar lo que para nosotros nos da una seguridad plena aquí en la tierra (seguridad económica, reconocimiento social y el materialismo) detengámonos un momento a reflexionar y nos daremos cuenta si realmente estas acciones me ayudarán a poner en práctica la palabra de este día”, añadió el Padre Danny García.

Puedes leer: “Debemos de confiar en la Divina Providencia como lo hizo la viuda”, Padre Danny García

“No nos llenemos de miedo al escuchar lo que pasará al final porque si tenemos a Jesús en nuestro corazón viviremos de manera plena su segunda venida. Pidamos a nuestro buen Dios que cada día encontremos la oportunidad perfecta para cambiar y que nuestras acciones sean concretas para estar preparados”, concluyó el religioso.

Redacción: Hilda Bermúdez

Diócesis Media – Parroquia San Juan Bautista, Muy Muy.