Diócesis de Matagalpa

Segunda entrega de alimentos en la parroquia San Juan Bautista, Muy Muy

Durante la semana de la caridad, la Parroquia San Juan Bautista de Muy Muy realiza la segunda entrega de paquetes alimenticios, beneficiando a 100 familias de los diferentes barrios y comunidades. Esta ayuda llega a las familias gracias al apoyo de Diócesis de Matagalpa y al organismo “Alimentos para los pobres”.

¿Qué es la caridad?

El padre Danny García, párroco de Muy Muy define la caridad como “el acto de ayudar a las personas sin esperar una recompensa grande, en este tiempo de pandemia la caridad la podemos poner en práctica con los más vulnerables, con aquellos que llegan a tu puerta con la esperanza de recibir tu ayuda. Por eso invito a todos los católicos a que cada día practiquemos esta acción y que sea un vivo ejemplo de amor hacia el prójimo”, explicó.

Puedes leer:Radiografía de Tórax en COVID-19

Es importante mencionar que la semana del 16 al 23 de agosto es conocida en Nicaragua como la “Semana de la Caridad”, donde se desarrollan varias obras y colectas organizadas por Cáritas para seguir distribuyendo ayuda y alimentos a los más importantes pobres. Desde hace tres años por las crisis que vive el país, no se ha hecho la actividad y este año debido a la pandemia del Coronavirus; el llamado es ayudar al más necesitado que “esté a nuestro alrededor”.

Entrega de paquetes alimenticios

Para realizar las entregas de estos productos el padre García trabajó en coordinación con los responsables de barrios y delegados de las comunidades para identificar a las personas que presentan mayor dificultad en este tiempo, luego de este proceso la mañana del viernes 21 de agosto por segunda vez se distribuyeron los paquetes a las familias. Asimismo, por parte de la parroquia se les donó mascarillas para la protección durante la pandemia.

El lavado de manos, uso de alcohol gel y el distanciamiento social fueron parte de las medidas de protección que practicaron el equipo de trabajo y las familias beneficiadas para evitar la propagación del virus que afecta al país.

“Primeramente doy gracias a Dios, al padre Danny y a todas las personas que hicieron posible que esta ayuda llegue a quienes más lo necesitan y en mi estado me beneficia mucho más porque con esto que me dieron ya no lo compraré, y ese dinero lo utilizaré para los gastos de mi bebé que en una semana estará en mis brazos si Dios lo permite” manifestó Rosa Elena Pérez, que habita en un barrio periférico y quien no ha encontrado trabajo para percibir ingresos económicos.

Por su parte el párroco expresó: “Con la entrega de paquetes nos damos cuenta de la realidad que viven las personas que en ocasiones podríamos pensar que esa realidad es algo ficticio y al entregar estos 100 paquetes nos llena de alegría, y más en este tiempo de pandemia porque ayudamos a personas que no tienen trabajo, personas que sufren y personas enfermas”, recordó.

Redacción: Hilda Bermúdez.

Parroquia San Juan Bautista, Muy Muy.