Diócesis de Matagalpa

“Un Buen Pastor da la vida por sus ovejas”. Padre Vicente Martínez.

En el IV Domingo de Pascua, día del Buen Pastor, el presbítero Vicente Martínez párroco de Santa Lucía, Darío, en su homilía recordó que el único y buen pastor que da la vida por sus ovejas y se preocupa por su pueblo es Jesús.

El sacerdote inició compartiendo que en tiempos pasados se le llamaba pastores a los gobernantes y alcaldes porque servían al pueblo, hoy día es todo lo contrario no sirven al pueblo, sino que se sirven del pueblo: “Eso es lo que pasa en la realidad y miramos que en Nicaragua no hay pleito por servir sino por poder, por dinero por mantenerse arriba y no por servir al pobre, al humilde y al sencillo”.

“En la Diócesis de Matagalpa tenemos un buen pastor, nuestro Obispo, quien es como Juan Bautista, la voz que clama en el desierto, él habla a favor del pueblo, ustedes lo ven, siempre está llamando a la comunión, a que se respete al pueblo,  que se le dé su lugar al pueblo y recordemos que en la sociedad no tenemos buenos pastores que sirven al pueblo, tenemos asalariados desde el que está arriba como el que está abajo no sirven con amor, no les preocupa que el pueblo no tenga que comer no les preocupa que el pueblo no tenga trabajo”, manifestó el sacerdote.

Importancia de los servidores de la iglesia:

El presbítero hizo énfasis en la importancia de que los servidores de la iglesia como el Papa, los obispos, los sacerdotes y todos los bautizados miren la obra de Jesús porque si no lo hacen podrían caer en el problema de ser asalariados que no buscan el servicio, que no buscan el bien, sino que buscan intereses personales.

“Jesús al contrario es el Buen Pastor, él es cumplido, sacrificado, entregado hasta la muerte, él sustituye a esos poderosos ladrones, los seres humanos tenemos un problema grave y es que endiosamos a una persona, creemos que nunca se va a morir, aunque sea un cadáver, yo estoy de acuerdo que siempre hay que valorar a las personas, pero tampoco tenemos que tenerlas como reliquias endiosándola, tenemos que darle oportunidad a la juventud” , expresó el padre.

PUEDES LEER: “Jesucristo Buen Pastor, escuche el anhelo de los nicaragüenses”. Monseñor Rolando Alvarez

También explicó que los grandes del mundo les tienen miedo a los jóvenes porque saben que los jóvenes no son tontos, el pueblo no es tonto, los nicaragüenses no son tontos y saben diferenciar entre quiénes son buenos pastores y quienes son unos asalariados, que sólo se interesan por sus bienes económicos.

Para finalizar el padre Vicente dijo: , Él es el único y verdadero pastor, es por ello que tenemos que seguirle solamente a Él”.

Redacción: Heather Ríos, Diócesis media Parroquia Santa Lucía, Darío.