Diócesis de Matagalpa

Padre Vicente Martínez llama a tener un corazón generoso

En su homilía del XVII Domingo del Tiempo Ordinario el Padre Vicente Martínez, al presidir Santa Eucaristía, compartió con la feligresía perteneciente a Parroquia Santa Lucía en Ciudad Darío que hay gente que tiene el problema de acumular riquezas: “No son capaces de ser como el muchacho del Evangelio, que tal vez esa era la única comida que llevaba para el camino y no dijo lo voy a esconder en mi bolsita y me lo voy a comer solo, él tuvo un corazón generoso”.

Seguidamente el padre explicó que lo que comparte una persona generosa, caritativa, buena y en medio de su pobreza por ende en sus limitaciones, es mucho porque el milagro no lo hace el hombre sino el Señor: “Siendo el que multiplica la vida, el que multiplica los años, el trabajo, el que multiplica las bendiciones, es el que sabe que sí tenemos vida no pagar el pan de cada día”.

“Los seres humanos tenemos que tener hambre de Dios, hambre de justicia de misericordia, tenemos que sentir hambre de hacer el bien, hambre de visitar a un enfermo a un encarcelado, tenemos que tener hambre de compartir”, exhortó el padre.

La Salvación no se compra:

“Hay personas que quieren comprar la salvación diciendo: Le voy a dar al Señor porque si yo le doy diez él me va a dar cien, hermano, el Señor no es negociante vos le das al Señor porque eres agradecido, en la vida tenemos que ser agradecidos, dar gracias a Dios por todo lo que hizo, agradecerles a nuestros padres por la vida, recordemos que frente al sufrimiento la soledad, la pobreza y las dificultades de tanta gente que lo podemos hacer nosotros, experimentar y sentir el amor de Dios”, enfatizó el Padre Martínez.

Para finalizar el padre Martínez expresó la belleza de la bondad de Dios, lo hermoso de la actitud de un corazón bueno, que siempre tiene algo que compartir porque para ser generoso no necesitas ser millonario, no necesitas tener cantidades de dinero, para ser generoso, sólo tienes que tener un gran corazón.

Puedes leer: “El prodigio de los cinco panes y peces”, explicado por el padre Uriel Vallejos

Redacción: Heather Ríos

Diócesis Media, Parroquia Santa Lucia, Darío.