Diócesis de Matagalpa

Agradecen a Dios por misión del Padre Dámaso Suazo en la parroquia Santa Lucía

Toda despedida siempre genera tristeza, más cuando se trata de un sacerdote que por tres años fue ejemplo y guía espiritual. Es el caso del padre Dámaso Suazo, que ha terminado su misión como vicario en la parroquia Santa Lucía, ciudad Darío, para iniciar su servicio en la parroquia Nuestro Señor de Esquipulas, junto al padre Jaime Montesinos, párroco.

“El trabajo pastoral obliga al continuo traslado de los sacerdotes, pues la tarea de evangelizar e impulsar la fe católica de una comunidad no tiene fronteras”, expresó el presbítero Vicente Martínez, párroco de la parroquia Santa Lucía, durante la despedida del padre Suazo.

Un sacerdote servicial:

Al finalizar la Santa Misa en acción de gracias por la misión del sacerdote la noche del domingo 25 octubre, el padre Martínez también agradeció al Padre Dámaso en nombre de la parroquia, consejo parroquial, grupos, movimientos, cuadros pastorales, comunidades y todo el pueblo de ciudad Darío por su servicio pastoral como Vicario parroquial, prestado en la sede y las comunidades pertenecientes a dicha parroquia.

Padre Dámaso Suazo en la parroquia Santa Lucía

Asimismo señaló que el padre Dámaso siempre estará en las oraciones de todos, “porque nuestro sentir hacia usted es que siempre fue un hombre con mucha disponibilidad, a pesar de su edad nunca dijo no, más bien, siempre aportó un grano de trigo para seguir produciendo muchos frutos en la viña del Señor”.

Recibimiento en Esquipulas:

El miércoles por la mañana el sacerdote presidió su primera celebración en el Santuario Diocesano Nuestro Señor de Esquipulas, donde hace algunos años también sirvió. En su primera homilía ha mostrado su agradecimiento a la parroquia Santa Lucía y manifestado que en la oración ambas parroquias se unen.

Puedes leer: Conmemoran día del Médico en Nicaragua con Misa en Catedral

Desde inicios del mes de octubre, el padre Oscar Benavidez, que fue vicario parroquial en Esquipulas, asumió como párroco en la parroquia Inmaculada Concepción de María en Waslala, Diócesis de Siuna, donde fue enviado a misión junto al padre Elías Gutierrez y el diácono Jader Guido.

Redacción: Josary Vargas y Manuel Antonio Obando Cortedano.
Diócesis Media.