Diócesis de Matagalpa

Jesús no es un saduceo político, es el buen pastor que guía a sus ovejas

El padre Vicente Martínez durante su homilía el lunes 26 de abril 2021, en la parroquia Santa Lucia-Darío, reflexionó que Jesús se manifiesta no como un fariseo legalista, ni un saduceo político, ni un guerrillero, Jesús se presenta como el buen pastor: “Habla al pueblo diciendo la verdad, hablaba de Dios, no negocia con las cosas de Dios, es decir la prédica de Jesús no era aguada, ni licuada, el hablaba de lo que el Padre le encomendaba”.

El párroco explicó también que como cristianos no se puede negociar la verdad: “No podemos negociar la dignidad de la persona, no podemos negociar incluso la misma familia. Es aquí donde debemos de conocer, ¿Qué significa negociar?, es decir acomodar las cosas y la vida a nuestros gusto”.

Puedes leer: “Jesucristo Buen Pastor, escuche el anhelo de los nicaragüenses”. Monseñor Rolando Alvarez

El sacerdote seguidamente recordó, que Jesús cuando hablaba del Padre, decía la verdad, habla con claridad y caridad, porque  el Señor siempre trataba de salvar a las ovejas, la gente manifestaba, el Señor es  mi pastor nada me faltará: “Cuando miraban a Jesús, encontraban palabras consoladoras, es aquí donde debemos de tener presente que el pastor pide obediencia a sus ovejas, y siempre estar disponible hacer su voluntad”.

La puerta es Cristo:

También el padre Martínez compartió el pasaje del Evangelio que presenta a Cristo como la puerta de la oveja: “La parábola del buen pastor nos dice que Jesús es quien debe de guiar nuestra vida, pues él quiere siempre el bien, lo mejor para nosotros, por eso nos invitar a entrar por la puerta estrecha  de la fe  para que podemos tener un encuentro personal  a través de la oracion y vida sacramental, es decir, pasar por la puerta de Cristo significa sufrir aunque a veces mucha gente sólo quiere entrar por la puerta ancha sin sacrificarse y no pasar por puntos difíciles, pero Cristo nos invita a dejar el pecado, no ver la vida del hermano, si no más bien reconocer que en Jesús encontramos consuelo”.

Para finalizar invitó a los fieles a pedirle al Señor que siempre permita darse cuenta que la vida no es fácil, que Jesús no es magia, no es legalista, Jesús es la puerta que nos lleva a la salvación y vida eterna.

Redacción: Juana Ruiz, Diócesis Media Parroquia Santa Lucía, Darío.