Diócesis de Matagalpa

“Nunca es tarde para volver a Dios”, Padre Luis Tórrez

“El Señor no se cansa de esperar a sus hijos y recordemos que nunca es tarde para volver a Dios porque cada día que nos levantamos es una nueva oportunidad para entablar una nueva alianza con él”, así lo indicó el Padre Luis Tòrrez, en la Santa Eucaristía que presidió en el primer domingo de Cuaresma en la Parroquia San Juan Bautista en Muy Muy, y estuvo acompañado por los fieles que con mucha devoción vivieron la liturgia de este día.

Una alianza de amor: 

“Estamos en este primer domingo de este tiempo de Cuaresma, y escuchamos la liturgia de la palabra y hablamos del desierto, lo primero que vamos a decir es que a lo largo de la historia de la salvación Dios siempre ha tenido el deseo de establecer una alianza con el hombre que para nosotros significa misericordia y amor, a pesar que el hombre ha sido desobediente, idolatra, infiel dado a los placeres transitorios, pero vemos como Dios se apiada de nosotros” comentó el Padre Tórrez.

Puedes leer: ¿Por qué el Señor es tentado por el demonio?, Padre Vicente Martínez, explica

“Como consecuencia del pecado y deseo desordenados el Señor se arrepiente de crear al hombre en la tierra y pareciera que este momento Dios sufre una separación entre él mismo y el hombre que desobedece, pero en el fondo hermanos Dios se manifiesta porque siempre quiere lo mejor para sus hijos y podemos decir que Dios en su infinita misericordia, amor y el deseo de salvar al hombre, no quiere que nadie se pierda y nuevamente establece una alianza de amor para darnos una nueva oportunidad”, manifestó.

Padre Luis Tòrrez

“Hermanos Dios quiere que entendamos que él siempre nos acompaña, la Cuaresma significa entrar en el desierto que es un lugar de encuentro con Dios, pero también es un lugar de tentación y lucha espiritual, Jesús sale victorioso y sale a predicar el Evangelio y es allí donde recordamos la frase de miércoles de Ceniza: ‘Conviértete y cree en el Evangelio’. Nosotros no estamos exentos de las tentaciones, pero con paciencia, humildad y estando cerca de Jesús lograremos no ser tentados por la pereza, la indiferencia ante los sufrimientos ajenos, por la falta de disposición al servicio de Dios, por la división, por el miedo de ser amenazados por estar a favor de la justicia y por defender al más pobre y vulnerable”, precisó el religioso.

Un llamado de amor:

El Padre Tòrrez finalizó la homilía invitando a los fieles a estar unidos en todo momento a Jesús y a permanecer en oración: “Hermanos hoy estamos llamados a cargar con el yugo de Cristo y necesitamos de él para que no sea tan pesado, esto que nos encomienda y nosotros no podríamos salir victoriosos sino nos dedicamos a la oración, en este día renovemos nuestra fe, esperanza y caridad”.

Redacción: Hilda Bermúdez.

Diócesis Media, Diócesis Media parroquia San Juan Bautista Muy Muy.