Diócesis de Matagalpa

¿Por qué el Señor es tentado por el demonio?, Padre Vicente Martínez, explica

En el primer domingo de Cuaresma, el padre Vicente Martínez celebró la Santa Eucarística en la parroquia Santa LuciaDarío, en su homilía invitó a los fieles a preguntarse: ¿Por qué el Señor es tentado por el demonio?, a lo cual respondió: “Porque el Señor siempre en todo quería hacer la voluntad del Padre, es decir era tentado para ver si caía o se alejaba de su Padre”.

Puedes leer: “Crucifiquemos nuestro cuerpo al mundo y que solo vivamos para Dios”. Fray Silvio Elías

En este sentido el sacerdote explicó que la palabra tentación se puede definir para todos los cristianos como caída o tiempo para alejarse del Señor: “Por eso el Señor a través de la liturgia de este día nos dice que al igual que el Señor fue tentado, cada uno de nosotros como cristianos hemos sido y seguimos siendo tentados, pero sólo aceptando la voluntad de Dios podremos ganar la lucha para derrotar al demonio que solo nos quiere ver apartados del Señor”.

Invitados a luchar contra las tentaciones:

Asimismo, recordó que cada uno de los cristiano en este mundo está invitado a luchar junto a Jesús, para vencer las tentaciones que buscan vernos en el pecado: “Apartarnos de Dios, porque el demonio no quiere nuestro testimonio como cristianos, no quiere nuestra santidad, solo Imaginémonos, la tentación no empieza de la noche a la mañana, empieza de toda la vida empieza como un juego que nos quiere poseer para destruirnos”.

Padre Vicente Martínez

“A través del relato del Evangelio nos dice que el desierto donde fue enviado Jesús, en estos tiempos, puede ser todo lugar donde nos lleva a encontrarnos con Dios, para convertirnos en discípulos misioneros. También nos advierte que mediante la seducción que nos ofrece el mundo, corremos el peligro de entrar en diálogo con el demonio y si entramos en diálogo, recueden que solo nos llevará a la perdición”, reflexionó el sacerdote.

Concluyó haciendo la invitación de hacer el propósito del hijo pródigo, de regresar al padre para ser perdonados, acompañados y así poder vencer al mal y convertirse para creer en el Evangelio.

Redacción Juana Ruiz, Diócesis Media, Radio Santa Lucía, Darío.

Deja una respuesta