Diócesis de Matagalpa

Padre Danny García celebra Misa Solemne de la Cena del Señor

La Misa Solemne de la Cena del Señor en la Parroquia San Juan Bautista de Muy Muy, fue celebrada por su Párroco Padre Danny García, exactamente a las 5 de la tarde dio inicio la liturgia donde el religioso en primer momento dio gracias al Señor porque les permitió a todos los sacerdotes de la Diócesis de Matagalpa, reunirse con Monseñor Rolando Alvarez en la Misa Crismal.

 El Padre García se mostró contento ya que este año pudo compartir con los feligreses la Semana Santa y se unió en oración para pedir por todas las personas que sufren depresión, ansiedad, tristeza, pérdidas de algún familiar y por todos aquellos que están desempleados a causa de la pandemia para que el Señor les bendiga, les conforte y les sane.

Una entrega dolorosa:

“Hoy iniciamos la solemnidad del triduo pascual donde la Iglesia y nosotros deseamos expresar lo más esencial de nuestra fe, son tres días donde nos reunimos para conmemorar los misterios de nuestra fe, hoy recordamos la entrega dolorosa de Jesús el día de mañana conmemoraremos su muerte y entramos en meditación hasta la vigilia pascual.  Damos gracias al Señor porque iniciamos con la cena del Señor, lo que celebramos hoy es lo que Cristo quizo desde el primer día quedarse en el Santísimo Sacramento del altar y está con nosotros vivo, presente y real”, explicó el Padre García al momento de iniciar la homilía.

“Cristo se quedó con nosotros para que dejemos el miedo y en este tiempo de pandemia el Señor nos dice que confiemos en él, siempre está a nuestro lado y algo muy bello en el evangelio según San Juan es el mandamiento nuevo del amor del Señor, amarnos los unos a los otros como él nos amó, en este lavatorio de los pies que Jesús hace muestra su gran amor”, manifestó el religioso.

Jesús quiere lavar los pies de esa falsa confianza que la humanidad había puesto en la tecnología, confianza ciega e incluso en la medicina sabiendo que todo procede del Señor “Hermanos Jesús quiere lavar los pecados que se presentan en el camino de la vida y esta pandemia nos hace recordar que tenemos que volvernos al Señor y decirle: Señor he recorrido varios caminos lávame los pies, estoy aquí y te necesito para que me limpies a como lo hiciste con tus discípulos”, detalló.

Puedes leer: Monseñor Rolando Alvarez preside Misa de la Cena del Señor la noche del Jueves Santo

 “Hermanos que esta palabra nos aliente y nuestros pecados que han llevado al señor a la cruz sean un motivo para abrazarlo y decir:  Gracias señor por haberte entregado y ayúdame a amar al prójimo que tanto me cuesta”.

Debido a la pandemia este año no se realizó el lavatorio de los pies, pero al final de la homilía el sacerdote pidió a los presentes hacer un breve silencio seguido de un canto y continuar con la celebración. 

Redacción: Hilda Bermúdez

Diócesis Media – Parroquia San Juan Bautista Muy Muy.