Diócesis de Matagalpa

“La verdadera cara de Dios es la compasión y la Misericordia”, padre Vicente Martínez

El jueves 16 de septiembre, el padre Vicente Martínez inició su homilía dirigida a los fieles de la parroquia Santa Lucía, Ciudad Darío, explicando que la verdadera cara de Dios es la compasión y la Misericordia.

“En los tiempos de Jesucristo, en la cultura judía habían personas que eran despreciados, entre ellas estaba la mujer, los que habían cometido pecado, los niños y también los enfermos, vivimos hermanos en una cultura donde es mas fácil condenar que tener misericordia, Jesucristo con este Evangelio nos muestra cuál es la verdadera cara de Dios: la compasión y la misericordia” expresó el presbítero Vicente Martínez.

Fieles parroquia Santa Lucía
Fieles parroquia Santa Lucía

“Jesús en el Evangelio, narra la historia de esta mujer pecadora, no dice el nombre de ella para dar entender que todos somos pecadores, que nadie puede tirar piedra, nadie puede condenar, sino que tenemos que aprender a perdonar, a no condenar y a darnos cuenta que en el camino de la vida todos somos pecadores y todos pecamos de diferentes maneras”, compartió.

El amor y el perdón son regalos de Dios:

“Jesús nos da una gran lección sobre el que ama mucho, perdona mucho, en cambio el que no es amado nunca va a perdonar. El amor y el perdón son regalos de Dios y por lo tanto en el camino aprendemos a amar y a perdonar y yo diría que solo en la iglesia, que es la escuela de Jesús aprendemos a amar, a perdonar y nunca condenar”, afirmó el presbítero Martínez. 

Puedes leer:“El discípulo amado representa a todo cristiano”. Presbítero Vicente Martínez

La alegría en el cielo por un pecador que se arrepiente:

“Hay más alegría en el cielo por un pecador que se arrepiente que por 99 justos que no necesitan la conversión, el verdadero cristiano da testimonio de su vida, lo hace de la manera en como trata a los demás, si los trata con amor, los trata con respeto, los trata con cariño, con piedad, esa persona ama a Dios y por lo tanto también ama a su prójimo”, dijo el padre Vicente.

“Nosotros los seres humanos nos podemos cansar de pecar, pero Dios nunca se cansa de perdonar, que Jesús Sacramentado nos ayude para que seamos mejores cada día y no caigamos en la trampa de juzgar y de condenar al otro”, finalizó diciendo el presbítero Vicente Martínez.

Redacción: Hellen Larios.

Diócesis Media, Radio Santa Lucía.