Diócesis de Matagalpa

Formar una gran red de servicio, fraternidad solidaria entre los nicaragüenses. Monseñor Rolando Alvarez

“Tenemos que formar una gran red de servicio, una fraternidad solidaria entre los nicaragüenses, entre los de abajo, entre los de a pie, entre todos sin distinción de religión, católicos, no católicos, porque aquí todos estamos sufriendo, el 99 % de los nicaragüenses estamos sufriendo, y toda Nicaragua con Dios y en Dios debemos salvarnos unos y otros”, expresó Monseñor Rolando José Alvarez Lagos, Obispo de la Diócesis de Matagalpa y Administrador Apostólico de la Diócesis de Estelí, en su mensaje en la solemnidad de Jesucristo Rey del Universo, al presidir la santa Misa en la parroquia San Isidro Labrador, donde administró el sacramento de la Confirmación.

En su mensaje el Obispo reiteró que el reino de Cristo no es como el de este mundo, es un reino de servicio, y ante la pregunta de muchos: ¿Y ahora qué? ¿Todo está perdido, no hay futuro, se acabaron las esperanzas, no hay nada que hacer? “pensar así es una tentación del demonio, que busca como hacer caer en la desesperanza, y los cristianos son hombres de fe y esperanza, que buscan estar unidos en Jesucristo, por eso el Señor da una respuesta”:

“Nuestra esperanza que nunca ha estado puesta en seres humanos, sino en Jesucristo Rey del Universo, es una esperanza que el Señor quiere que la concreticemos en el servicio de unos y otros. Hoy más que nunca el Señor quiere que nos tendamos la mano, porque si como pueblo de a pie, de abajo, caminante, peregrino nos tomamos de la mano, manifestando nuestro apoyo y servicio a los demás, a los que sufren, a los atormentados y angustiados ya podemos estar seguros que en Cristo no nos movederemos”.

Ayudarse unos a otros:

“Tenemos que formar una gran red, una fraternidad solidaria entre los nicaragüenses, entre los de abajo, entre los de a pie, entre todos sin distinción de religión, católicos, no católicos, porque aquí todos estamos sufriendo, el 99 % de los nicaragüenses estamos sufriendo y toda Nicaragua con Dios y en Dios debemos salvarnos unos y otros. Ahí está la respuesta si somos capaces de ayudarnos unos y otros, de servirnos y tomar esa fraternidad solidaria unos y otros”, indicó.

Puedes leer: Solemnidad de Cristo Rey: “Para los creyentes reinar es servir”. Monseñor Rolando Alvarez

Agregó que mientras los creyentes se tomen de la mano y creen una fraternidad entre unos y otros, “con Dios somos invencibles”. “Eso quiere decir que nosotros no podemos esperar que de afuera venga la solución. Si una familia sabe que el vecino del barrio o un conocido padece de hambre y va y le ayuda con lo poco que tiene, eso es fraternidad humana, eso nos dice que no estamos destruidos y que si nos ayudamos unos a otros Dios es nuestra esperanza”.

Concretizar la esperanza en el servicio:

En esto recordó que en el servicio, en ayudar a los demás se encontrará la salvación: “Ya olvidemos a los que nos quieren hacer daño, ayudémonos unos a otros, eso nos hace fuertes, cuando el otro desde su pobreza, desde su pequeñez, desde su limitación es capaz de servir lo que tiene, eso nos ayuda, porque ahí está el poder y la gloria de Dios que hoy recibirán los jóvenes de confirmación, porque entre más difíciles sean las cosas más debemos volvernos servidores de los demás, sin distinción, sirviendo al que necesite”.

Formar una gran red de servicio, fraternidad solidaria entre los nicaragüenses. Monseñor Rolando Alvarez

“Jóvenes de Confirmación: Ustedes recibirán al Espíritu Santo, que es un espíritu de servicio. El servicio se hace en actos ligeros y sencillos… Así con Cristo viviremos para siempre hasta llegar a la gloria eterna en el cielo. Amén”. 

Redacción y fotografías: Manuel Antonio Obando Cortedano.