Diócesis de Matagalpa

Gripe común y COVID-19. Diferencias

Las infecciones respiratorias son ocasionadas en su mayoría por virus, aunque también pueden ser bacterias o parásitos que se transmiten de persona a persona a través de las gotitas de saliva que expulsamos al toser o estornudar. El Dr. Freddy Espinoza especialista en salud pública aduce que: “estas enfermedades representan uno de los principales motivos de consulta en los centros de salud públicos o privados”.

La explicación la realizó durante el programa “Diócesis Media para todos”, que se transmite los lunes, martes, miércoles y viernes por Radio Hermanos y TV Merced de la Diócesis de Matagalpa.

“Dentro de las enfermedades respiratorias podríamos tener las infecciones agudas y otras enfermedades más crónicas, que son las que se prolongan con el tiempo como el asma, la rinitis, la sinusitis”.

Pérdida del olfato y del gusto son propios del COVID-19:

“La gripe común estacional, está asociada con el cambio de clima o la llegada del invierno, aunque en este tiempo tiende a confundirse con el COVID-19 porque los síntomas se entrecruzan, sin embargo, la pérdida del olfato y el gusto son propios del coronavirus, pero hay otros que son similares, de ahí la importancia de prevenir una infección respiratoria”, refiere el médico.

Dentro de los síntomas el especialista menciona: “Lagrimeo, secreción nasal, estornudos, afectación en la garganta, ante ello podemos tomar algún antigripal, vitamina c, te, limonada caliente, y en unos 3 o 5 días el paciente va mejorando”, sin embargo, indicó que “en este contexto de pandemia el abuso de los fármacos no es recomendable y menos con antibióticos”.

Puedes leer: Protocolo si se sospecha de un caso de COVID-19 en la familia

Medidas:

“Lo ideal es prevenir la enfermedad con el uso de la mascarilla, el distanciamiento físico, el lavado de manos con agua y jabón, tener cuidado con personas enfermas, no tocar ojos, nariz, y boca, al toser o estornudar mantener la limpieza en la superficie donde hay contacto, permanecer en ambiente ventilado y aplicarse la vacuna si hay posibilidad”.

Destacó que es importante trabajar en la alimentación de los niños y personas mayores: “Es clave para fortalecer el sistema inmune, el apego precoz de lactancia materna y en la medida que va creciendo el niño, consumir alimentos ricos en vitamina c, como los cítricos de manera natural, frutas y verduras”.

Por: Enma Xiomara Enma Xiomara Martinez Diaz

Diócesis Media Radio Hermanos.

Gripe común y COVID-19.