Diócesis de Matagalpa

La Cruz de los nicaragüenses por la pandemia y la Iglesia perseguida, en homilía de Monseñor Rolando Alvarez

La Cruz de los nicaragüenses a causa de la pandemia de la COVID-19, y la Cruz de la Iglesia perseguida, mencionó Monseñor Rolando José Alvarez Lagos, Obispo de la Diócesis de Matagalpa y Administrador Apostólico de la Diócesis de Estelí, en su homilía el XXlV Domingo del Tiempo Ordinario, 12 de septiembre 2021, en la Iglesia Catedral San Pedro de Matagalpa, que contó con menos participación de fieles, ya que muchos siguieron la celebraciones a través de los medios de comunicación y redes sociales ante el repunte de casos de Coronavirus.

En su mensaje ante la invitación que hace el Señor en el Evangelio del día a cargar la Cruz, recordó dos cruces que vive el pueblo nicaragüense, en primer lugar, la pandemia del COVID-19 que no es voluntad de Dios, pero Dios ahí está acompañando al enfermo, está con el que necesita 15 litros de oxígeno, está Dios con la familia que llora a su enfermo, ahí va Dios acompañando y padeciendo el sufrimiento con el pueblo.

«Nos invita Dios a ofrecer ese sufrimiento al Padre, porque cuando la familia, el enfermo ofrece ese sufrimiento, el Señor lo asocia a sus dolores, y se convierte también en un acto redentor de Cristo. Es ahí donde la pandemia toma otro sentido, es ahí cuando este mar incansable de dolor se convierte en una opción redentora, redimiendo y salvando al mundo en el acto redentor de Cristo, unidos al dolor de él».

Cruz de la Iglesia perseguida:

Seguidamente recordó que cada creyente, cada cristiano, la Iglesia debe recorrer el camino de la crucifixión, el camino del calvario de Cristo. La Iglesia señalada, calumniada, la Iglesia que muchas veces es mancillada, la Iglesia que ha Sido llevada en muchas ocasiones a plazas públicas para ser apedreada, la Iglesia que ante grupos llenos de fanatismo que gritan como en aquellos tiempos: Suéltanos a Barrabás, y de Cristo dicen: Crucifícale, Crucifícale. La Iglesia debe recorrer ese camino, no será la primera vez».

La Cruz de los nicaragüenses por la pandemia y la Iglesia perseguida.
La Cruz de los nicaragüenses por la pandemia y la Iglesia perseguida.

«La Iglesia debe seguir ejemplo de su amado Señor y salvador, de su amado esposo, la Iglesia debe escuchar la palabra y no poner resistencia ni echarse para atrás, la iglesia no debe apartar su rostro de las bofetadas, sigue adelante como narra el profeta Isaías, pero el Señor le ayuda, ‘por eso no quedaré confundido, cercano está ahí el que me hace justicia’. Por eso la Iglesia no queda confundida, por eso la Iglesia nunca queda defraudada porque su amado está con ella y le ha hablado al oído, por eso la Iglesia no quedará defraudada, reclama la libertad de Cristo y recorre el camino de la Cruz».

Puedes leer:Nicaragua: “No podemos cerrarnos o aislarnos de los demás”. Monseñor Rolando Alvarez

Concluyó mencionando la bienaventuranza: «Dichosos ustedes cuando los persigan y digan toda clase de calumnia, porque eso también lo hicieron con su Padre». “El Señor nos conceda la gracia de seguirlo a él y solamente a él”.

Redacción y fotografías: Manuel Antonio Obando Cortedano.

Diócesis Media.