Diócesis de Matagalpa

Monseñor Isidoro Mora, celebra a San Benito de Palermo en Muy Muy

Con una emotiva bienvenida fieles de la Parroquia San Juan Bautista en Muy Muy recibieron a Monseñor Isidoro Mora, Obispo electo de la Diócesis de Siuna, para ellos fue un honor contar con su presencia en el día que la Iglesia celebra a Jesús el buen Pastor y como parroquia a San Benito de Palermo, protector del municipio de Muy Muy.

Durante el día del 25 de abril se festejó al Santo Protector con mucho entusiasmo, fe, esperanza y responsabilidad ante la presencia de la pandemia. Para evitar grupos numerosos se realizaron cinco Eucaristías incluyendo la de tres de la tarde donde 24 niños recibieron el sacramento de la primera comunión, las celebraciones estuvieron presididas por el Padre Danny García, Pbro. Luis Tórrez, Monseñor Rolando Alvarez y Monseñor Isidoro Mora que con gran cariño compartió con los que asistieron a la última Misa del día.

Monseñor Isidoro Mora agradeció al Padre Danny García por la invitación a celebrar la Eucaristía en honor a San Benito de Palermo e hizo énfasis en que este día es propicio para orar por los guías espirituales que ejercen la gran labor de pastorear al pueblo de Dios, especialmente por aquellos que son consientes que fueron elegidos para cuidar a las ovejas de lobos: “En algún momento tendrán que ir adelante para conducirlas en otro momento tendrán que ir en medio escuchándolas y también tendrán que ir atrás como buen pastor para animarlas”.

Sacerdotes con corazón de pastor, Monseñor Isidoro:

“Pido de sus oraciones para que pueda pastorear con amor la Diócesis que recientemente se me encomendó y oremos por nuestros hermanos del clero de Matagalpa para que Dios les de un corazón de pastor, por las vocaciones sacerdotales, los seminaristas y por aquellos jóvenes que tienen inquietud vocacional”, añadió.

PUEDES LEER: Fiesta de San Benito de Palermo: Obispo recuerda el dolor de los migrantes y exiliados

“En este día del buen Pastor me llama la atención que Jesús marca con su entrega y sacrificio lo que significa ser pastor y  lo dice de manera precisa y directa. Hermanos la oveja es débil, inocente, frágil y el lobo es muy astuto utiliza un lenguaje casi perfecto para apoderarse de ellas, de allí que el pastor iluminado por el Espíritu Santo da la voz de alarma a todo aquello que pone en peligro y la defiende sin importar el sufrimiento”.

El buen pastor tiene como prioridad la oveja:

Finalizó recordando las palabras del Papa Francisco: “El buen pastor es cercano con el que sufre y no busca a las ovejas por su lana, evita acercarse a los poderosos por dinero pues ese modo de actuar es de un mal pastor. El buen pastor tiene como prioridad la oveja, que Dios nos ayude a entender esto, ustedes pidan de corazón sacerdotes santos y yo pediré familias santas, y que entre nosotros haya una comunión perfecta como la de Cristo con el Padre”.

Redacción: Hilda Bermúdez

Diócesis Media – Parroquia San Juan Bautista, Muy Muy.