Diócesis de Matagalpa

Seminaristas reciben Ministerio del Lectorado

Los seminaristas Alvin Cortedano Barrera, Jalmar Ezequiel Carballo Aráuz, Anibal Manzanares Tinoco, Pedro Antonio Perez Díaz, Pedro Theodoro Díaz Rodriguez, el domingo 25 de abril en Catedral, domingo del Buen Pastor, recibieron de manos de Monseñor Rolando José Alvarez Lagos, Obispo de la Diócesis de Matagalpa, el Ministerio del Lectorado, que los prepara para su Ordenación Diaconal en el mes de junio, y Sacerdotal en noviembre.

En su mensaje el Obispo recordó el Papa Francisco quien dice que el Pastor va delante del rebaño para conducirlo, va en medio del pueblo para fortalecerse y fortalecer, para poderse sentir con el pueblo, escuchar al pueblo, el Pastor tiene la dicha, la gracia y la bienaventuranza de escuchar a viva voz lo que el pueblo está viviendo, no son voces de sirenas las que va escuchando, porque el Pastor es pueblo, se siente y se hace pueblo, de lo contrario sería ajeno a las necesidades del rebaño, ya no podría ser capaz de escuchar los latidos del corazón, ya no podría hablar en nombre de esos indefensos, de ahí que para el Pastor es imposible caminar lejos del rebaño.

“También si me permiten el pastor va detrás para cuidarles las espaldas al pueblo, porque hay lobos rapaces, feroces, asalariados”, indicó. De igual forma reiteró que todo el que tiene alguna responsabilidad está llamado a ser un buen pastor, los padres de familia llamados a ser buen pastor de los hijos, llamados a ser buenos pastores los empresarios pequeños, medianos y grandes, los productores, buenos pastores con los trabajadores, con los campesinos que sacan desde lo más profundo de la montaña la producción, hombres y mujeres que probablemente no lleguen a ser ni pequeños productores, y que venden sus productos” a precios bajos, a precios de explotación porque de lo contrario nadie les quiere pagar.

Puedes leer: Fiesta de San Benito de Palermo: Obispo recuerda el dolor de los migrantes y exiliados

“Buenos pastores tienen que ser los líderes sociales, económicos y públicos, que deben ver al pueblo como un rebaño, pueblo que tiene derecho a buen pastoreo, buenos pastores deben ser los médicos, enfermeros, los maestros, los estudiantes, todos los que tenemos una responsabilidad, los sacerdotes, el Obispo. Por lo tanto se impone una pregunta: ¿Cómo estoy ejerciendo yo mi pastoreo?”.

Llamado a jóvenes a seguir al Señor:

Monseñor Alvarez invitó a los jóvenes que tienen inquietud vocacional a no ser sordos a la voz del Señor, a ser generosos, a saber responder al Señor con un Sí quizás temeroso, pero con un sí para que el Señor les vaya guiando en esa inquietud vocacional: “Para nosotros que somos sacerdotes Cristo nos ha dado la felicidad porque es una misión bella a la que Cristo nos ha llamado para ser Pastor de su pueblo”, indicó.

Redacción y fotografías: Manuel Antonio Obando Cortedano