Diócesis de Matagalpa

Monseñor Rolando Alvarez preside Misa de apertura de fase Diocesana del Sínodo en comunión con el Papa

Con la Santa Misa solemne presidida por Monseñor Rolando José Alvarez Lagos, Obispo de la Diócesis de Matagalpa y Administrador Apostólico de la Diócesis de Estelí, la mañana del domingo 17 de octubre 2021 en la Iglesia Catedral San Pedro Apóstol, Matagalpa, inició la fase Diocesana del Sínodo sobre la Sinodalidad en comunión con Su Santidad el Papa Francisco que el domingo pasado abrió el camino Sinodal para la Iglesia Universal que se desarrolla de Octubre 2021 a Octubre 2023 en comunión, participación y misión.

En la procesión de entrada de la celebración participaron una familia, seminaristas, una religiosa, un religioso, sacerdotes y nuestro Obispo en representación del Santo Pueblo de Dios.

El Sínodo pretende escuchar a toda la Iglesia universal y por lo tanto la primera etapa que es la fase Diocesana, se extiende hasta el mes de abril 2022, los fieles desde sus Diócesis podrán dar aportes, de ahí la importancia de este proceso donde el sucesor de Pedro, el Papa, escucha a toda la Iglesia.

La Iglesia no es la Iglesia del poder:

“La Iglesia no es la Iglesia del poder, no es diría el Papa Francisco la Iglesia del triunfalismo, tampoco es la Iglesia de las influencias de los privilegios, la Iglesia que no guste de ensuciarse las manos como se las ensucian los trabajadores, los campesinos, los obreros, la Iglesia no es la de los tronos de este mundo, no busca sentarse a la derecha o la izquierda del poderoso, la Iglesia es, amadísimos hermanos y hermanas, Sinodal, y el Papa Francisco ha aperturado el domingo pasado un camino de Sinodalidad, que no sólo nos llevara hasta el año 2023 si no que marcará diría para siempre el estilo de ser Iglesia, la manera el modo de vivir y experimentar a la Iglesia”

Puedes leer: Diócesis Media celebró a su patrono, Beato Carlo Acutis

“La Sinodalidad es caminar juntos como un sólo santo pueblo de Dios, cada uno de acuerdo a la vocación y a la misión a la que ha sido llamado, cada uno en el lugar donde se encuentra viviendo una comunidad jerárquicamente estructurada, digo jerárquicamente estructurada porque no se  trata de reemplazar o de sustituir al otro en su vocación y en su misión, no se trata de eso, tampoco se trata de hacer todo por el otro en vez del otro; se trata de vivir real y eficazmente en comunidad, en participación, en misión y como ya el Papa Benedicto XVI lo insistía mucho durante su pontificado, en la corresponsabilidad, es decir, que todos y cada uno de nosotros los aquí presentes, quienes nos acompañan a través de los medios de Comunicación Social, completamente todos, somos responsables con el otro y con los otros, no sólo de la marcha de la Iglesia, no sólo de la evangelización y misión de la Iglesia que es anunciar a Jesucristo que está vivo sino también llevar a este Cristo al corazón del mundo, al corazón de la sociedad, a las realidades sociales, políticas, económicas, culturales, ecológicas”.

Monseñor Rolando José Alvarez Lagos

“Eso exige de nosotros una real y verdadera conversión personal y pastoral por que implica salir de nuestro confort, salir de nuestras propias seguridades y arriesgarnos a abrir todavía mayormente de par en par las puertas de nuestro  corazón a Cristo, para que a como decía  el Papa santo Juan XXIII podamos abrir las ventanas y las puertas de la Iglesia para que entre un aire nuevo y fresco que es el del Espíritu Santo que limpie las manchas que nosotros le hemos puesto a ella con nuestros pecados”.

Camino Sinodal en la Diócesis de Matagalpa:

“Nosotros tenemos un camino largamente recorrido de más de 90 años de fundación canónica en nuestra Diócesis y desde el  primer Obispo que fue marcando ciertamente  con su báculo pero con  sus pasos y sobre todo con su corazón, una Iglesia, una Diócesis misionera, también contamos con la riqueza que cada uno de ellos nos ha venido dejando, modelando esta Iglesia peregrina y misionera, modelando poco a poco proféticamente, una iglesia como la quiere el Papa en salida, una Iglesia de las calles, una Iglesia de las periferias geográfica y existenciales, una Iglesia que sea hospital de campaña, una Iglesia que esté al servicio de los pobres de los mas pobres entre los pobres”, indicó.

Fase Diocesana del Sínodo sobre la Sinodalidad

El Obispo también añadió que el 19 de diciembre en la celebración de los 97 años de la Diócesis de Matagalpa será proclamado el Sínodo Diocesano que conduce hacia el 2024 al centenario de esta Iglesia particular y que pretende contar con la participación de los laicos del campo y la ciudad, de hecho es un laico el que va organizando el proceso, el Obispo lo va presidiendo y todos participando activamente.

Al final de la santa Misa hizo la oración de envío.

Redacción: Jeyzel Rivas y Manuel Antonio Obando Cortedano.

Diócesis Media