Diócesis de Matagalpa

La Santísima Virgen María es un Ejemplo para el pueblo de Dios. Fray Eugenio Ríos

Fray Eugenio Ríos, vicario de la parroquia Inmaculado Corazón de María, Iglesia San José en Matagalpa, al celebrar la fiesta de Nuestra Señora del Carmen el 16 de Julio, expresó: “Jesús hablaba a la multitud desde los doce años, transmitiendo sabiduría y las personas que lo escuchaban se sorprendían por esas palabras llenas de sabiduría que venían de lo alto. Al encontrarlo a la Virgen María padre, una persona le dice, ahí está tu madre, y el respondió: ¿quién es mi madre, quienes son mis hermanos? Es el que hace el querer de Dios, el que contribuye a establecer el reino de Dios, ese reino que vino Jesús asumir con toda radicalidad, llevando ese mensaje. Ellos son mis hermanos y hermanas, el cumple la Voluntad de Dios”.

¿Cuál es la voluntad de Dios?

“Es el cumplimiento e ir haciendo lo que Jesús realizó y lo que su Madre la Santísima Virgen María asumió en su silencio, en su contemplación”.

Puedes leer: Padre Pablo Espinoza, ¡Nos vemos en la eternidad!

“María es un ejemplo, para el pueblo de Dios, para la iglesia, ejemplo de fidelidad, obediencia, es la madre que se preocupa también por el hambriento y sediento, como lo hizo en la boda de Caná, intercede preocupada ante Jesús porque hacía falta vino”, exhortó Fray.

Valores de la Virgen María:

1- ella es un ejemplo de solidaridad y compartir para que todos coman y beban, para que todos se sacien del alimento espiritual y corporal.

2- Ella es un socorro, protege y alivia a los humildes, pobres y sencillos.

3- Como toda madre sufre y recordamos ese sufrimiento al ver a su hijo clavado en la Cruz, la madre es la que acompaña a su hijo desde el pesebre hasta la muerte.

“Recordar a Nuestra Señora del Carmen, tiene que ser un mirar en nuestra vida, para saber qué necesito cambiar, cómo estoy yo en mi vida personal, como estoy con mi familia, con mi comunidad ¿estoy llevando el mensaje de Jesús? Que por intercesión de nuestra madre santísima nos de fortaleza, gracia, esperanza, la fe de no desmayar y ser generadores de esperanza a los demás, para los que nos necesitan, que ellos también están necesitados de amor, Justicia y paz”, finalizó.

Redacción: Pastoral de Medios.

Diócesis Media, Parroquia Inmaculado Corazón de María, Matagalpa.

Deja una respuesta