Diócesis de Matagalpa

“El pueblo de Nicaragua no está sólo”, El pueblo de Nicaragua

“El pueblo de Dios, el pueblo de Nicaragua no está sólo, porque Dios envía arcángeles, ángeles, querubines, serafines, envía incluso su Espíritu Santo para que sus hijos no se sientan solos”, compartió el padre Vicente Martínez, párroco de la parroquia Santa Lucía, Ciudad Darío, en su homilía del domingo 14 de noviembre del 2021.

Dijo además que en aquel tiempo y hoy en día, el Arcángel San Miguel que significa “quién como Dios”, es el príncipe que aparece con una misión contra la profecía y asechanzas del enemigo: “Es importante analizar que, de la confianza, de petición, de alabanza, Dios escucha la súplica y nos envía un protector”.

“La compañía del Arcángel es motivo de lucha contra el mal, contra la lingüística, contra el pecado, porque para el que está en gracias es un tiempo y alegría, pero para los que están  en pecado, será un tiempo de angustia, será un tiempo desesperante, porque nos dice yo vengo a darle la vida eterna a los que hicieron el bien y el castigo eterno a los que hicieron el mal, el Señor le dirá a los de la izquierda apártense de mí malditos, ustedes hicieron el mal, y le dirá a los de la derecha vengan benditos de mi Padre, porque estoy hambriento y me dieron de comer”, indicó el Padre Martínez.

"El pueblo de Nicaragua no está sólo", Padre Vicente Martínez
“El pueblo de Nicaragua no está sólo”, Padre Vicente Martínez

La vida es para hacer el bien:

Seguidamente expresó que en la vida hay poderosos que viven disfrutando hacer el mal, pero la vida no es para eso: “La vida es para hacer el bien en esta tierra, no para vivir acomodados en el mal, porque si la gente mala no se cansa de hacer el mal, nosotros no debemos de cansarnos de hacer el bien, aún en medio de angustia, desesperanza, tristeza, debemos pedir la ayuda del Arcángel San Miguel”.

Puedes leer: El Reino de Dios está en cada uno de nosotros, presbítero Vicente Martínez

“Hermanos lo más importante en esta vida es no perder la paciencia porque Dios es el único que la da, no el mundo, por lo tanto, es la paciencia es lo que debemos tener en este mundo, porque en la vida ciertamente vamos a tener ciertas cosas, tribulaciones, problemas, pero en medio de tantas situaciones, una luz brilla y esa luz es el Señor”, finalizó el presbítero Vicente Martínez.

Redacción: Juana Ruiz

Diócesis Media, parroquia Santa Lucía – Darío.