Diócesis de Matagalpa

¿Por que debemos llamar, buscar y encontrar a Dios”. Fray Marvin Guillén

Fray Marvin Guillén, párroco de la parroquia Inmaculado Corazón de María, Iglesia San José, al celebrar la Santa Misa en la devoción a San José, el 19 de abril, expresó: “Sin Dios no podemos hacer nada, necesitamos de él, necesitamos esa cercanía de Dios y es necesario que entremos en la búsqueda incesante de una virtud muy propia de San José, su Humildad, que reconoció y en la disposición de su corazón que él no podía absolutamente comprender o entender el misterio de Dios revelado en la persona de aquel que por disposición de Dios, quiso que su hijo naciese de mujer como dice San Pablo”.

Devoción a San José

La parroquia celebra a su santo patrono todos los 19 de cada mes, “este año gracias a Dios, ha regalado este jubileo y de manera de aprovechar que Dios con su infinito amor y su misericordia nos la ofrece como es el perdón de nuestras culpas y estando en los corazones en disposición de su amor y su perdón hemos de él recibir y recibiremos. Con agradecimiento de su amor misericordioso recibir esas gracias, favores y bendiciones a través de la intercesión de nuestro patrono San José, el hombre justo, varón fiel”, recordó fray Marvin

Fray Marvin exhortó: “No debemos de buscarlo por el pan material, todo lo que recibimos o hacemos es por gracia de Dios, de un Dios que ha estado con notoria como dice el Salmista: Bueno, y nos invita a que lo busquemos y que gustemos que tan bueno es el con nosotros, tocando nuestros corazones iluminando nuestras mentes, dándole luz a nuestros ojos, abriendo nuestros oídos, para que en verdad podamos ver y reconocer su presencia entre nosotros, donde el ha querido quedarse con nosotros a través de su palabra y del pan eucarístico que nos fortalece nuestra alma”.

Puedes leer: “Jesús es príncipe y rey de la paz”, afirma Padre Luis Tórrez

Hermanos y hermanas: “busquemos a Dios por lo que es, no por lo que da, ni lo busquemos por qué necesitamos al momento, sino que busquémoslo porque realmente necesitamos de él, nuestra vida no tienen ninguna razón de ser sin el, el mundo necesita de Dios y hablémosle al mundo del amor misericordioso de Dios, concluyó en su homilía.

Eleazar Herrera

Parroquia Inmaculado corazón de María.