Diócesis de Matagalpa

Festividad del Bautismo del Señor: La fe y los política, explicada por Monseñor Rolando Alvarez

La fe y la política, explicó Monseñor Rolando Alvarez, Obispo de la Diócesis de Matagalpa, durante la homilía el domingo del Bautismo, del Señor,  10 de enero, en la Iglesia Catedral San Pedro de Matagalpa. Asimismo hizo la diferencia entre católicos políticos y políticos católicos, por lo tanto propuso tres postulados.

La fe es al anuncio de un mundo más humano con los valores del Reino: la verdad, la justicia, la paz, la libertad.

La política, es y debe ser, el arte de la civilización, del progreso de los pueblos hacia una sociedad justa y solidaria.

Se entiende entonces cómo la fe y la política se relacionan profundamente. Y se entiende claramente cómo la fe ilumina la política y la conciencia política. La fe ilumina desde el Evangelio la conciencia social de los políticos.

Hoy como ayer, insistiremos que para nosotros es más importante un católico político que un político católico, porque cuando nos encontramos con católicos convencidos de su fe, de los principios evangélicos y de aquellos éticos y morales que proceden del Evangelio, buscará como llenar de todos estos valores su actuar y su proceder y entonces indudablemente buscará también la paz, el progreso, la justicia social y una convivencia fraterna, fundamentada en códigos éticos, donde se respetan las diferencias de cualquier tipo. Será un político que ame la vida, que promueva la vida y defienda la familia. Sin embargo cuando nos encontramos con políticos católicos, estos corren el riesgo de anteponer su ideología, o su partido, al bien común del Evangelio. Incluso podrían terminar eclipsando su misma fe sumergidos en un mundo de confabulaciones y alardes que ya no miran al pueblo sino sus propios intereses.

En esta urgente y necesaria coherencia entre fe y política, quisiera proponer a todo nicaragüense involucrado directamente en la actividad política partidaria, tres postulados de la política:

La política al servicio del bien común. La política busca la comunidad. Busca a la comunidad. Un auténtico político no puede alejarse de la comunidad, particularmente de los más pobres, vulnerables, de los de la periferia, de los discriminados, de los desheredados, de los olvidados de ayer y de siempre, de los sin voz. Es más, debe dejarse enseñar por ellos. Por éso el auténtico político es un hombre de comunidad, de amistad social como diría el Papa Francisco. Su perfil y su identidad es comunitario. Esto claramente se opone al político electorero, que se vuelve oportunista del momento para acercarse al pueblo aparentando estar con él.

La política como vocación de servicio.  “La política no es el mero arte de administrar el poder, los recursos o las crisis. La política no es mera búsqueda de eficacia, estrategia y acción organizada. La política es vocación de servicio que promueve el bien común, evitando que las llamadas clases dirigenciales se tomen el derecho de decidirlo todo, sin tomar en cuenta el sentir del pueblo. La búsqueda del bien común le posibilita al auténtico político ser realmente un representante del pueblo.

Puedes leer: Fiestas del Señor de Esquipulas en la Diócesis de Matagalpa serán a nivel parroquial y sin peregrinación

La política al servicio de la justicia. Estar al servicio de la justicia, es estar al servicio de la paz y la libertad. No se puede reconstruir un país sobre la base del odio, el rechazo o las confrontaciones y descalificaciones. Es necesario respetar los espacios y decisiones de cada grupo, asociación o partido que busque la construcción de una Nueva Nicaragua con rostros y propuestas que garanticen el futuro. De ahí que hemos afirmado en otras ocasiones que debemos tener paciencia. El pueblo con paciencia, observa, mira, analiza y tomará sus propias decisiones en el momento oportuno, justo y conveniente. Si me permiten recordar a los políticos: esta es la hora del pueblo, porque vox populi, vox Dei. La voz del pueblo es la voz de Dios.

Significado de ser Bautizados:

En su mensaje también recordó el significado del Bautismo, y se refirió a los milagros que en él ocurren, entre ellos ser liberados del pecado original, ser hijos de Dios, sacerdotes, profetas y reyes. También recordó que hoy es un día para renovar las promesas Bautismales, aquellas que seguramente “nuestros padres”, abuelos o tutores hicieron el día en que “fuimos Bautizados”.

Asimismo reflexionó sobre algunas dimensiones de la fidelidad de la Virgen María, animando a no restringir la fe al ámbito privado, porque la fe tiene que ver con la vida privada y en todos los ámbitos en que los hijos de Dios nos desarrollamos: En el ámbito laboral, en el ámbito familiar, en el ámbito, económico, en el ámbito político. “No podemos los cristianos dejar la fe en el perchero cuando salimos a la calle y olvidarlas”.

“Muchos hemos cometido ese gran error que no podemos seguir cometiendo, vivir la fe sólo en lo privado, y muchas veces hay gente que se rasga las vestiduras cuando nos referimos a estos temas, porque se deja la fe en lo privado y no en lo político, no en lo social, no en lo económico”, mencionó.

Redacción: Manuel Antonio Obando Cortedano.

Diócesis Media.