Diócesis de Matagalpa

Hipertensión arterial y síntomas

Para introducirnos al tema de la hipertensión arterial, debemos conocer que la tensión arterial es la fuerza que ejerce la sangre circulante contra las paredes de las arterias. Se estima que en el mundo hay 1,130 millones de personas con hipertensión arterial y la mayoría de ellas (cerca de 2/3) viven en países de ingresos bajos y medianos; y sólo una de cada cinco personas hipertensas tiene controlado el problema, siendo esta una de las causas principales de muerte prematura en el mundo.

Según la AHA (Asociación Americana del Corazón) por sus siglas en inglés, se considera hipertenso toda persona que se le encuentran cifras arteriales por encima de 120/80 mmHg, aunque hay que individualizar al paciente, así como el tratamiento de primera línea que se le indicará.

¿Qué hace a una persona propensa a presentar hipertensión arterial?:

• Si es afroamericano.

• Obeso.

• Padece estrés y/o la ansiedad.

• Toma demasiado alcohol.

• Consume demasiada sal.

• Tiene antecedentes familiares de hipertensión arterial.

• Si tiene Diabetes Mellitus.

• Es fumador.

La mayoría de las veces no se logra identificar la causa de la presión arterial elevada.

Síntomas de Hipertensión arterial

En la mayoría de los casos los pacientes no presentan ningún síntoma, por eso es importante un chequeo médico anual después de los 35 años de edad o si presenta algún factor de riesgo de los antes mencionados. Debido a que no hay un síntoma específico, las personas pueden sufrir enfermedad cardíaca o renal sin saber que tiene hipertensión arterial.

Dentro de los síntomas se pueden incluir:

• Dolor de cabeza fuerte.

• Nauseas o vómitos.

• Confusión.

• Cambios de la visión.

• Sangrado nasal.

Entre las complicaciones de la hipertensión arterial NO controlada, están los infartos del miocardio, enfermedades cerebrovasculares, daño renal, entre otros.

Por eso la prevención es la principal arma y objetivo, dentro de las medidas se encuentran:

• Reducir la ingesta de sal.

• Consumir más frutas y verduras.

• Mantener una actividad física regular.

• Evitar el consumo de alcohol y de tabaco.

• Limitar la ingesta de alimentos ricos en grasa.

• Evitar la ingesta de bebidas carbonatadas o enlatadas.

Pronóstico de la Hipertensión Arterial:

El pronóstico de la hipertensión arterial depende de su grado de control. Si se tienen hábitos de vida saludables (alimentación baja en sal, realización de ejercicio unos 30 minutos al día, no fumar y no tener sobrepeso) y se toma la medicación habitualmente para conseguir disminuir las cifras de presión arterial por debajo de 130/80 mmHg, el pronóstico es bueno, porque se reduce el riesgo de padecer complicaciones cardiovasculares.

Puedes leer: Así serán las Purísimas y festividades del Niño en la Diócesis de Matagalpa en el 2020

Ante cualquier duda o manifestación acerca de dicha enfermedad lo más indicado es buscar ayuda médica especializada y evitar la automedicación.

Colaboración Dr. Rolando Loaisiga Ruiz.

Especialista en medicina de emergencia.

Diócesis Media, Iglesia y Salud.